13113246_1090421227670113_876142730_o

En un nuevo aniversario del día del trabajador y la trabajadora, fecha en la cual conmemoramos a nuestros caídos en aquel Chicago de 1886, es que desde la Coordinadora Guevarista Internacionalista, saludamos a los millones de trabajadores y trabajadoras del campo y la ciudad, quienes somos el sustento diario de las riquezas que se producen en el mundo.

Sin dudas, estamos en un momento complejo, pues estamos evidenciando una nueva arremetida del imperialismo y la burguesía en nuestra región, el avance voraz del capitalismo, multiplica los problemas que debemos enfrentar a diario para subsistir. A la profundización en muchos de nuestros países de las políticas de flexibilización laboral y la búsqueda de desorganizar a nuestra clase, se le suma la depredación de nuestros recursos en pos de aumentar las ganancias de unos pocos. Pese a esto, y a la represión que tiende al alza en todos los niveles a nivel continental, las y los guevaristas tenemos la certeza de que la salida depende principalmente de la capacidad que tengamos de dar una sólida respuesta como clase organizada.

Pero no hablamos de cualquier organización, pues, consideramos que al momento de que las organizaciones revolucionarias planteen su política de cara a nuestra clase deben tener claridad de las orientaciones políticas que debemos asumir. Como CGI creemos que debemos impulsar organizaciones obreras que se rijan por algunos pilares fundamentales, que son: Anti – patronales, Antiburocráticos, Combativa y con independencia de clases. Y con las mismas, con la fuerza de nuestra clase, barrer con el reformismo, la socialdemocracia y enfrentar cara a cara a la burguesía.

Hoy no partimos de cero, nos precede una rica historia de organización y lucha por parte de nuestra clase, pero no sólo es una cuestión pasada, actualmente nos asisten ejemplos de organización y confrontación llevados adelante por nuestros hermanos y hermanas en todo el continente. Cada trabajador que se organizada desde la base, dejando de lado el legalismo para articular la fuerza de sus pares; cada campesina que se levanta contra la represión del Estado; cada estudiante que sale a la calle para demostrar su descontento con la desigualdad; cada hermano originario que lucha contra el capitalismo y el Estado por la recuperación de sus tierras, hoy nos enseñan el camino que debemos seguir.

Nuestro pasado y presente, nos ha demostrado que son múltiples y cruentas las barreras que debemos sortear para atacar directamente a nuestro enemigo, sin embargo nos indica también que dicho camino debe ser trazado en función de las condiciones subjetivas y objetivas que tenemos como clase y organizaciones revolucionarias. Así, podemos identificar que en Nuestra América los niveles de enfrentamiento son variados, desiguales y también el desarrollo de las organizaciones revolucionarias y sus alcances, es por lo mismo que debemos trabajar de acuerdo a nuestras fuerzas reales, sin dejar de lado nuestros objetivos fundamentales: la constitución de la fuerza revolucionaria de nuestra clase y el socialismo.

En un nuevo 1° de mayo, saludamos el impulso rebelde y revolucionario que hoy se extiende de forma desigual en Nuestra América y llamamos a que esta fecha no sea tomada como una fiesta, como un festejo, por el contrario, debemos copar las calles de combate, convocando a nuestros hermanos de clase a enfrentar a nuestros enemigos, y cimentando el camino para golpear como un solo puño.

¡TRABAJADORES DEL MUNDO UNÍOS!

¡TENEMOS QUE HACER LA REVOLUCIÓN!

adminComunicados
En un nuevo aniversario del día del trabajador y la trabajadora, fecha en la cual conmemoramos a nuestros caídos en aquel Chicago de 1886, es que desde la Coordinadora Guevarista Internacionalista, saludamos a los millones de trabajadores y trabajadoras del campo y la ciudad, quienes somos el sustento diario...