0001113908Denunciamos un nuevo atentado del Estado Paraguayo contra el compañero Alcides Oviedo (EPP), que se suma al intento de envenenamiento durante el mes de marzo de este mismo año.

Hace dos semanas, Fiscales Antisecuestro y otros agentes del gobierno le incautaron manuscritos de su tercer libro, que estaba escribiendo para publicar, acerca de filosofía marxista, un enfoque marxista contextualizado en la lucha revolucionaria en el Paraguay.

Estos ataques, como el propio de privar de la libertad en durísimas condiciones al compañero al igual que a otras tantas presas y preso políticos, muestran la única respuesta que puede dar la burguesía frente a cada expresión de lucha, frente a cada grito de libertad, frente a cada empoderamiento de nuestros pueblos en el camino de la liberación. Estos ataques son al mismo tiempo una muestra de debilidad del enemigo, es que la burguesía no puede más que mentir y reprimir para sostener este sistema de opresión, de hambre, de muerte a que nos somete, teme a la difusión de las ideas de los revolucionarios entre el pueblo. Pero a pesar de las rejas, las balas, la tortura, la persecución, no pueden doblegarnos, y el compañero sigue en pie de lucha, atravesando esas rejas no sólo con las voces, los escritos, las palabras, sino con la acción cotidiana que se sigue expresando en organización y expresiones de lucha, en que cada vez más se hace escuchar la lucha del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

El compañero Alcides Oviedo, Comandante y uno de los fundadores del EPP, luego de su detención en 2004 donde fue sometido fuertes torturas, soportó un año en condiciones extremadamente restrictivas, y ya lleva otros 12 años tras las rejas como Preso Político del Estado Paraguayo, soportando condiciones de aislamiento, casi sin ver el sol e impidiéndole compartir celda y espacios junto a otros presos, entre otras formas de castigo.

Son más de 30 las presas y presos políticos del EPP, a los que se suman los 6 Campesinos y otros compañeros detenidos en distintas cárceles del Paraguay.

La política represiva contra el pueblo trabajador paraguayo queda expresada también en otros hechos, como por ejemplo:
• En los últimos días murieron cinco presos como consecuencia de un incendio y de las condiciones de hacinamiento en la cárcel de Tacumbú, donde más de 4000 presos soportan las peores condiciones, incluso de vivir en la intemperie en un penal preparado para 1600. Entre ellos los 6 campesinos que ante la persecución que sufrían pidieron refugio político en Argentina ante lo que el gobierno Kirchenerista decidió detener y luego de retenerlos tras las rejas entregarlos al Estado Paraguayo para ser injustamente encarcelados durante el gobierno de Lugo.
• En diciembre pasado, dejaron morir en la cárcel al compañero Osmar Martinez, sin brindarle la atención médica que venía solicitando, sin atenderlo al momento de sufrir un paro cardíaco a pesar del pedido de otros presos de celdas vecinas.

Este nuevo ataque contra el compañero Alcides Oviedo, es un ataque dirigido contra el EPP, hacia las expresiones de vanguardia del pueblo que lucha, en un contexto donde estudiantes universitarios y secundarios vienen de importantes luchas que lograron la renuncia del Rector de la Universidad Nacional de Asunción a fines del año pasado y la de la Ministra de Educación y Cultura en mayo de este año, donde se siguen organizando recuperaciones de tierras, donde el movimiento campesino le marca el paso al gobierno de Cartes, donde siguen sin poder doblegar al EPP que continúa desarrollando la lucha revolucionaria.

No podrán callar las voces del pueblo y sus organizaciones. No podrán detener la lucha, ni impedir que nuestros pueblos alcancemos la liberación.

Libertad a las presas y presos políticos del EPP. Libertad a todas las presas y presos políticos del Paraguay.

Unidad de los pueblos y sus organizaciones revolucionarias. Unidad por el único camino de la Revolución Socialista

adminComunicadosInternacional
Denunciamos un nuevo atentado del Estado Paraguayo contra el compañero Alcides Oviedo (EPP), que se suma al intento de envenenamiento durante el mes de marzo de este mismo año. Hace dos semanas, Fiscales Antisecuestro y otros agentes del gobierno le incautaron manuscritos de su tercer libro, que estaba escribiendo para...