Adhesión de la CGI – EGI a la actividad organizada por la Coordinadora Comunista Toscana (CCT) en conmemoración de la masacre de Pian d’Albero, Italia, a realizarse el próximo 22 de junio


El próximo 22 de junio se conmemora una de las masacres más crueles cometidas por las fuerzas nazifascistas durante la segunda guerra mundial.

Ese día en el pueblo de Pian d’Albero, Italia, fueron asesinados 39 jóvenes desarmados, acusados de pertenecer a la Resistencia Partisana y a la familia que los acobijaba.

Se trató de un intento vano de aplastar por el terror la indomable voluntad de lucha demostrada por la clase obrera italiana que luchaba no solo contra la opresión alemana sino contra todo el sistema de explotación capitalista.


Por este medio la Coordinadora Guevarista Internacionalista y organizaciones participantes del Encuentro Guevarista Internacional saludan a los compañeros de la Coordinadora Comunista Toscana (CCT) que el 22 de junio próximo realizaran una actividad conmemorativa no solo del sacrificio de esos luchadores, sino del contenido político de la misma, un contenido anticapitalista, revolucionario, socialista.

La Guerra Partisana fue una lucha por la independencia italiana respecto a la Alemania nazi pero al mismo tiempo fue una lucha por el socialismo, por la liberación definitiva de los trabajadores del yugo capitalista.

La Resistencia Partisana desarrollo la estrategia de guerra de guerrillas tras el Armisticio de Cassabile -8 de septiembre de 1943, cuando Italia fue invadida por la Alemania Nazi-, finalizando en abril de 1945 con la rendición de las tropas alemanas. Si bien el objetivo socialista no fue alcanzado debido en gran parte a la falta de una dirección política auténticamente revolucionaria, el ejemplo de la misma debe ser rescatado por la clase obrera italiana y mundial como una experiencia riquisima en la lucha por su liberación definitiva.

La principal protagonista de la resistencia partisana fue la clase obrera de los centros industriales. La misma se caracterizaba por su capacidad para combinar diversas formas de lucha: la guerrilla en las montañas; las acciones de pequeños grupos armados en las ciudades contra los ocupantes y sus lacayos; las huelgas de masas; el sabotaje de la producción bélica; el rechazo a incorporarse a filas del ejército; la defensa de las plantas industriales y de la infraestructura para evitar su destrucción por parte de los nazis; la protección a los perseguidos políticos y raciales; la elaboración y difusión de material propagandístico y de agitación.

Esta combinación de las más diferentes formas de lucha respondían a una política de enfrentamiento no solo contra el nazismo y el fascismo, como pretende la burguesía al historiar este proceso, sino que respondía a una lucha contra la guerra interimperialista en general y contra el sistema capitalista mismo.

Por esta razón durante el mes de agosto de 1943 los aliados se dedicaron a bombardear los barrios obreros de Milán, Turín y Roma. El objetivo era aterrorizar y disciplinar de esta manera a las masas obreras para preparar el terreno al nuevo gobierno que la burguesía colocaría a su servicio al finalizar la guerra.

El análisis riguroso de este proceso de luchas protagonizada por la clase obrera italiana, en momentos de crisis capitalista profunda, de enfrentamiento interimperialista llevado a extremo de la guerra, es importantísimo, ya que muestra la capacidad de la clase obrera de generar una política propia y defenderla por todos los medios aun en las condiciones más difíciles.

Es precisamente por eso que la burguesía ha pretendido siempre ocultar el verdadero carácter de la resistencia partisana, pretendiendo reducirla a una lucha exclusivamente en defensa de la independencia nacional ante una invasión extranjera o, como máximo, a una lucha en defensa de las libertades democráticas burguesas ante el fascismo. Y es por esto mismo que es tan importante la reconstrucción de la memoria histórica de la clase obrera, rescatando de las sombras en que se la ha querido ocultar su lucha por la libertad definitiva, por el socialismo.

Esta tarea se hace cada día más urgente en los momentos actuales en que nuevamente las contradicciones inherentes del sistema capitalista lo han llevado a una crisis profunda y prolongada, en la que la disputa interimperialista y la agresión contra los pueblos oprimidos y la clase obrera de todos los países se profundizan y la clase obrera necesita como el aire para respirar la generación de una política propia, independiente, revolucionaria, socialista.

La clarificación de las experiencias históricas de lucha de la clase obrera en cada país y en el mundo es un aporte absolutamente necesario en este sentido.

Es por eso que desde la CGI – EGI saludamos y nos hacemos parte de la iniciativa de los compañeros de la Coordinadora Comunista Toscana (CCT) al conmemorar en un sentido Comunista la heroica lucha partisana encarnada en el sacrificio de los 39 jóvenes masacrados por las huestes nazifascistas el 22 de junio de 1944 en Pian d’Albero.

¡Porque no murieron por esta democracia ficticia de los burgueses, sino que murieron por la revolución y el socialismo!

¡Porque la clase obrera sabe recordar a sus mártires y honrarlos con su lucha. A los héroes de Pian d’Albero Salud!

¡Por la Revolución Socialista. Hasta la victoria siempre!

 

COORDINADORA GUEVARISTA INTERNACIONALISTA- ENCUENTRO GUEVARISTA INTERNACIONAL

 logo_CGI

http://coordinadoraguevarista.org/wp-content/uploads/2015/03/cropped-logo_CGI.jpghttp://coordinadoraguevarista.org/wp-content/uploads/2015/03/cropped-logo_CGI-150x150.jpgadminComunicados

Adhesión de la CGI – EGI a la actividad organizada por la Coordinadora Comunista Toscana (CCT) en conmemoración de la masacre de Pian d’Albero, Italia, a realizarse el próximo 22 de junio El próximo 22 de junio se conmemora una de las masacres más crueles cometidas por las fuerzas nazifascistas...